Siempre hemos escuchado que nuestro cuerpo es una máquina y los alimentos son la gasolina, pero no sólo necesitamos de los alimentos para tener energía y movernos el día a día, sino que necesitamos de los nutrientes de los mismos para algo tan básico como que nuestras funciones fisiológicas se hagan correctamente.

Este tema, a mi personalmente me parece un poco polémico casi como llegar a una reunión y hablar de religión o política. Tener la razón, es estar en la verdad, lo que significa ganancia en varios aspectos, como mis acciones, mi mente, mi corazón y mi trato con otros, pero, honestamente ¿los seres humanos podemos tener verdades absolutas?, ¿a que voy con esto?, tu ves la realidad diferente a cómo yo la percibo y así sucede con cada uno de nosotros, pero más allá de eso, para entrar en contexto, tu cuerpo, necesidades, déficits, requerimientos son diferentes a los mías o quizás a los de tu mamá, tu jefe, tu profesor, amigos, etc.

Entonces, establecer una alimentación ideal para toda la humanidad a mí la verdad no me parece posible, ciertos alimentos se pueden estandarizar y realmente no hacernos bien a algunos. Te doy un ejemplo interesante, en Netflix hay un documental que se llama What the health?, que explica cómo las principales organizaciones de salud de EEUU tienen un monopolio de la información, teniendo acuerdos/auspicios con empresas farmacéuticas y ganaderas para lo cual establecen dietas “correctas” (a base de alimentos de origen animal) para ciertas enfermedades crónicas que perpetúan el consumo de ciertos fármacos y por ende llevan a las personas a ser consumidores masivos de estas grandes empresas por el resto de su vida, tristemente con la esperanza de mejorar. Ojo, Puedes sacar tus propias conclusiones al ver el documental e investigar un poco más del tema, si gustas me cuentas cuál es tu punto de vista.

Ahora, te cuento todo esto para exponer una de las tantas fuentes de información, porque cada vez va a haber más y vamos a estar más confundidos. Cuando queremos perder peso, dejamos de comer, cuando queremos aumentar de peso, comemos cualquier cosa, cuando estamos enferm@s es que empezamos a buscar que es lo que nos hace bien; y aquí quiero hacerte una petición, de corazón si eres una persona saludable, por favor cuídate, cuida a tu cuerpo, tus sistemas, infórmate, ejercítate, nada pero nada vale destruir tu salud, créeme.

En la siguiente entrada a mi blog  te daré algunos detalles acerca de los suplementos y nutrientes que todo sistema necesita para funcionar de forma correcta. La elección de tu alimentación, según mi opinión es una mezcla entre tu observación de los reacciones que sientes cuando consumes ciertos alimentos, (por ejemplo, yo tengo una relación amor odio con el queso, estoy muy habituada a comer queso desde niña, he comenzado a dejarlo desde hace un par de años, porque me cae súper pesado, no lo digiero bien, me duele el estómago, me siento mal y me cambia el humor) y la guía de un profesional OJO con esto: preparado, apasionado y honesto, una persona apasionada que realmente se preocupe por tu salud y no alguien que te dé directrices estándarizadas.

Un abrazo,
Estefany

Suscribete

nuestro boletín

© Estefany Cortez - All rights reserved. | Powered by Unlimited Digital