Dedicarnos tiempo no se refiere solamente a sentarnos a ver nuestra serie favorita y comer alimentos que nos proporcionen una recompensa inmediata por sus altos niveles de azúcar durante horas, sino, a llevar a cabo actividades que nos cultiven y nos aporten mayor autoconocimiento y comprensión de nosotros mismo.

Muy bien lo decía Einstein, el espacio-tiempo es una ilusión y todo existe en el momento presente y ya verás porqué.

Hasta el día de hoy existe polémica con la palabra tiempo, el enigma consiste en si su origen es interno o externo, ya que, existe desde el punto de vista como flujo medible de la física newtoniana, pero también aparece el tiempo vital, fundado como unidad orgánica en los ritmos de los procesos orgánicos, para los relojes internos de nuestro organismo por ejemplo. Muchos filosófos, físicos y matemáticos han evaluado el tiempo por años, porque aunque estamos acostumbrados a la visión cuantitativa del mismo, todos sabemos qué hay un tiempo cualitativo, aunque en estos momentos la idea te parezca un poco loca.

El tiempo cuantitativo es aquel que marca tu reloj ahora mismo, que seguramente coincide con el reloj de la pared de tu oficina o el de la iglesia de tu ciudad, pero el tiempo cualitativo existe en el sentido de que nada es igual, es un tiempo esencial, me gusta verlo como el tiempo específico para cada cosa. Somos una cultura que cada vez se aleja más de lo natural, vivimos mirando el reloj y contando las horas o por lo contrario sintiendo que nos falta tiempo, si miras una puesta de sol hoy a las 6:15 pm, créeme que mañana a las 6:15 pm no será igual en lo absoluto, el momento no será el mismo, en el sentido del tiempo cualitativo cada situación que ocurre es única y se vale de muchos factores fuera de nuestro control sin importar cuanto le grites a tu reloj o cuanto le exijas a la puesta de sol que cumpla con tus estándares de tiempo.

Asimismo, existe una palabra griega para el tiempo cuantitativo que es cronos (lo medible, calculable) y una palabra para el tiempo cualitativo kairos, que es un concepto bastante romántico para nuestros tiempos, ya que, lo definían como el momento oportuno o adecuado para hacer las cosas, ese tiempo donde estas tan conectado con el presente y con lo que haces que ni siquiera miras el reloj, “las horas vuelan cuando uno la pasa bien”, si has dicho esta frase, créeme has estado en kairos.

Estar en kairos, es el tiempo más saludable y placentero, acá  te dejo algunas herramientas que puedes utilizar para conectarte contigo y sentir que las horas vuelan. Me encantaría también, me contaras de aquellas actividades que a ti te hacen estar en kairos.

Un abrazo,
Estefany

Suscribete

nuestro boletín

© Estefany Cortez - All rights reserved. | Powered by Unlimited Digital