Yin Yoga

Cada persona tiene su propia composición esquelética, enfermedades, traumas, quizás hasta lesiones, entre otros, es por esto que la práctica yin puede traernos grandes beneficios, debido a que su naturaleza es pasiva y se mantienen las posturas una cierta cantidad de tiempo, dependiendo de lo que la persona necesite, a veces hasta más de 5 minutos y van dirigidas a la tejidos conectivos (tendones, ligamentos, fascia) y no a los grupos musculares como en algunas practicas yang.

A diferencia de las practicas yang, como el hatha Vinyasa que se centran más en el movimiento dinámico de la respiración y el cuerpo, el yin tiene un ritmo más lento, buscando la liberación y la relajación, aplicando mucho más la consciencia, por ejemplo, al mantener las posturas un poco más de tiempo, te permite escuchar el funcionamiento interno de tu cuerpo, por ende también desbloquear, calmar y equilibrarte emocionalmente, con un beneficio enorme relajando tu sistema nervioso.

Muchas veces nos sentimos con mucha rigidez, con articulaciones doloridas o movilidad articular limitada, esto se debe en gran parte al estilo de vida sedentario y el envejecimiento natural que hace que perdamos elasticidad. Ojo que muchas otras veces se debe a afecciones a nuestra salud, como la fibromialgia, por ejemplo.

En yin yoga se trabajan los distintos tipos de tejidos conectivos manteniendo posturas estáticas, esto permite entrenar la fascia muscular, para hacerla más flexible, mientras se fortalecen los ligamentos que sostienen las articulaciones, crea ¡nudo espacios para que nuestros músculos se estiren más y las articulaciones tengan un mayor rango de movilidad.

Otro beneficio de la práctica yin, es que durante el tiempo de la práctica puedes aprovechar el esfuerzo invertido en gestionar tus pensamientos y emociones, ya que eso te permitirá conectarte mejor con tu yo, como también puedes hacerte presente ante las diversas sensaciones y sentimientos que surgen mientras sostienes la postura. Para personas con dolor articular, con fibromialgia, lesiones o que deseen empezar una práctica de yoga el yin yoga es una muy buena opción porque aporta estabilidad a las articulaciones y mejora la flexibilidad considerablemente.

Suscribete

nuestro boletín

© Estefany Cortez - All rights reserved. | Powered by Unlimited Digital